+52 (33).38.17.05.62

EL EJERCICIO Y LAS ENFERMEDADES REUMATICAS

  • ¿Es posible mejorar la movilidad de las manos si tienes Artritis Reumatoide?

    Programa de ejercicios para manos mejoran la funcionalidad en artritis reumatoide

    El resultado de mayor movilidad y mejoría de la función de las manos en pacientes con artritis reumatoide depende del estadio y el daño ocasionado por la enfermedad. 

    En el seguimiento de los pacientes con esta enfermedad se hace hincapié en la toma adecuada de los fármacos y el pronóstico general a largo plazo pero no se hace énfasis en la necesidad de ejercitar los músculos de las manos y prevenir complicaciones a largo plazo (atrofia muscular y disminución de arcos de movimiento).

    Ejercicios

    En un estudio realizado en la Universidad de Sidney, Australia (Lancet 2015;385:421-9);  se evaluaron pacientes con artritis reumatoide que estuvieran tomando tratamiento estable para la enfermedad de base y que tuvieran dolor y alteración de la funcionalidad en manos.

    El objetivo de su estudio era determinar si un esquema de ejercicios específico para manos podría incrementar la función y disminuir el dolor en los pacientes.

    Los autores evaluaron cuatrocientos noventa adultos con artritis reumatoide, de los cuales el 76% eran mujeres. Mientras que aun grupo (n=246) le otorgaron un esquema especifico de ejercicios y evaluación de la enfermedad (apego al tratamiento, manifestaciones de la enfermedad, etc.), al otro grupo (n=244) solamente un seguimiento usual de la enfermedad.

    El programa de ejercicios incluyo tanto sesiones con el fisioterapista, como ejercicios de movilidad  y fuerza para las manos durante un periodo mayor a 12 semanas.

    Resultados

    A los 12 meses se evaluaron todos los pacientes y se comparó la función de las manos, el dolor y las actividades de la vida diaria en los dos grupos.

    Se reportó que aquellos que realizan un esquema de ejercicios regular para manos tienen una mejor funcionalidad de las manos > 100% (8.7 vs 4.0 ), que realizan mejor las actividades de la vida diaria (7.9 vs 2.6) y tienen una mayor reducción del dolor (-8.3 vs -6.0)  comparado con los que no hacen ejercicios.

    Los autores concluyen un beneficio absoluto del ejercicio como adyuvante en el tratamiento de pacientes con artritis reumatoide. Por lo que es prudente y necesario realizar estas intervenciones a todos los pacientes que estén en control y seguimiento de la enfermedad.

  • Determinantes de salud

    De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud se define como “el estado completo de bienestar físico, mental social y NO sólo la ausencia de enfermedad”

    Determinantes de Salud

    Según Lalonde y Laframboise los factores o determinantes de salud que interaccionan y afectan ya sea de forma positiva o negativa el estado de salud de un individuo se ubican en cuatro dimensiones o campos de la salud: factores individuales, medio ambiente, estilos de vida y la organización de los sistemas de salud.

     

         Los factores individuales incluyen las características genotípicas (factores genéticos) que se asocian con diferentes problemas de salud.

         

         En este punto se incluyen la predisposición genética a procesos cardiovasculares, metabólicos, cancerígenos, mentales y conductuales.

         

         El estilo de vida que incluye tanto la conducta, las creencias, los valores, la idiosincrasia y la percepción acerca de los problemas mundiales, capacidad de comunicación, manejo del estrés, el ejercicio,  las actitudes que se tienen acerca del riesgo y la visión de la salud futura. Estos factores se relacionan al contexto social en el cual se desarrollan los sujetos.

     

         Los factores medioambientales influyen sobre el cuidado y la valoración de la salud. En esta dimensión se incluyen las redes de soporte social, la cohesión y la integración de la familia. La vivienda, el empleo y la educación son prerrequisitos básicos para la salud de las población.

     

        La provisión de servicios de salud por parte del estado es fundamental en la prevención y tratamiento de las enfermedades. Se incluyen los servicios de inmunización, anticoncepción; el acceso económico, geográfico y cultural a los servicios de salud.

  • Sedentarismo

    El sedentarismo (falta de ejercicio), es un factor de riesgo para el desarrollo de alguna enfermedad del sistema cardiovascular.

    Una persona que tiene una vida sedentaria tiene mayor riesgo para desarrollar ateromas (grasa) en los vasos sanguíneos, presión arterial elevada y/o padecimientos respiratorios.

    El sedentarismo se considera como un hábito modificable, por lo que se puede adoptar un estilo de vida saludable, realizando ejercicio.

    Es fundamental que los pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, presión y artritis realicen ejercicio y se mantengan activos.

  • Postura correcta

    La postura correcta se define como la alineación de los segmentos del cuerpo alrededor del eje mecánico.

    La alineación corporal incluye músculos, articulaciones y columna vertebral. 

    Al tener una adecuada postura, el cuerpo va a funcionar de forma más eficiente; ya sea que se realicen actividades de bajo o alto impacto.

    Una buena postura previene la fátiga de los músculos ya que funcionan de forma más eficiente, asi tambien se evitan anormalidades de la columna, dolores de cuello y hombros. 

    La postura correcta al caminar se logra manteniendo la cabeza erguida en equilibrio, la pelvis en posición neutral y alineación de las extremidades inferiores lo que permite una adecuada distribución del peso corporal.

    Se sugiere adaptar el ambiente en el que se desarrolla (trabajo y estudio), realizar ejercicio para mantener tono muscular y no incrementar el peso.