+52 (33).38.17.05.62

Mitos y realidades de los productos light

Es común que se relacione productos con la leyenda “light” con pérdida de peso y alimentación saludable. Siendo la primera opción para las personas que quieren perder algunos kilos. A continuación te decimos los 5 mitos más comunes y las realidades que tienes que saber.

     1) Los productos light siempre son una opción saludable. En la Real Academia Española definen como light: “dicho de una bebida o de un alimento elaborado: con menos calorías de las habituales”. Esto no significa que por el hecho de que tenga menos calorías que la versión normal ya se considere un alimento saludable, ya que el producto puede ser alto grasas saturadas, grasas trans y azúcar. Además en México la leyenda “light” no esta regulada, por lo que cualquier producto puede tener esta leyenda.

     2) Si un producto es light significa que es bajo en calorías, grasa y azúcar. Muchas veces lo que hacen es que la ración sea más pequeña y por eso el producto tiene menos calorías, pero sigue siendo alto en grasa y azúcar. Otras veces quitan la grasa en la elaboración del producto, pero para conservar el sabor sustituyen la grasa con una mayor cantidad de azúcar . Por lo que siempre debemos fijarnos en la etiqueta del nutrimento para saber que es lo que realmente estamos consumiendo.

     3) Los productos light ayudan a la perdida de peso. Para perder peso debemos de consumir menos calorías de las que nuestro cuerpo necesita para que este pueda utilizar las reservas que tenemos. Si no controlamos la cantidad de comida que ingerimos de nada servirá si el producto es light.

     4) La leche light es menos saludable que la leche entera. La leche y demás productos lácteos al ser de origen animal son altos en grasas saturadas (grasas malas). Cuando tiene la leyenda light lo que le quitan es esta última, conservando la misma cantidad de calcio y vitamina D. La grasa es la que le da mayor sabor a los alimentos, como se elimina o disminuye de la leche light es por eso que cambia el sabor, pero no significa que este diluida o que sea agua pintada como popularmente se dice. Arriba de los dos años de edad se recomienda que se cambie la leche entera por leche descremada.

     5) Los productos light son malos para los niños. La obesidad infantil es uno de los principales problemas de salud que hay en México. Por lo que en ciertos casos es preferible que el niño consuma productos light como en el caso de las bebidas, no son recomendables los refrescos pero si se van a tomar y el niño presenta sobrepeso es mejor que escoja uno hecho con edulcorantes que sean recomendables para niños (ejemplo splenda) que un refresco normal. Recordando siempre que lo principal es controlar la ingesta de calorías, tener una alimentación equilibrada y balanceada y hacer ejercicio.