+52 (33).38.17.05.62

Mujer de 48 años con Artritis Reumatoide

Mi nombre es Claudia Gutiérrez; tengo 48 años y un día...la artritis decidió hacerme parte de su vida, comenzando a perder. Para iniciar; mi vida habitual, que poco a poco fue sustituida por fuertes dolores en todo el cuerpo, imposibilidad para moverme, para ir a trabajar, atender a mi familia y todo lo que de esto se deriva y mi eterna pregunta, ¿porque a mi? 

 
Después de visitar un sinfín de especialistas, los cuales me prometían que me iban a sanar en poco tiempo, lo cual por supuesto no sucedió, solo lograron que gastáramos nuestros ahorros y que adquiriésemos varias deudas mas.

 
Un día, logramos, por fin, encontrar un lugar donde de plano me dijo el médico que ÉL no me iba a sanar por si sólo, pero que si me ayudarían a recuperarme, sobre todo que me ayudarían a recuperar mi vida, era justo lo que necesitaba!!!

 
Pusieron manos a la obra, iniciaron un tratamiento especializado en mi persona, se concentraron en mi enfermedad y claramente me lo dijeron: tendría que trabajar mucho. Aún con toda la depresión y decepción que tenia por tanto médico que había visto sin resultado alguno, decidí intentarlo de nuevo, así que deje de lamentarme por todo y de todo, decidí retomar las riendas de mi vida, mi salud, estaba en manos de los médicos, mi vida, en las mías.

 
Seguí al pie de la letra sus indicaciones, baje de peso como tanto me lo indicaron ellos (alrededor de 30 kilogramos), he asistido a mis citas cada vez que tengo que hacerlo, me he realizado los estudios que ellos me han solicitado y tomo mi medicamento religiosamente. Definitivamente lo digo, no ha sido nada, pero nada fácil, ni para ellos ni para mi, ha habido recaídas, atrasos y muchos logros, con mucho orgullo digo que no ha sido nada fácil, pero hemos tenido muchísimas recompensas, sobre todo yo, que he vuelto a tener una vida INDEPENDIENTE, las personas que padecemos estas enfermedad, sabemos lo que esto significa.

 
Sigo en la lucha, seguimos en la lucha, (mis médicos, mi familia  y yo) por combatir esta enfermedad, no se que pase mañana, pero hoy, lo he logrado, lo hemos logrado, asi que vivo cada día con la satisfacción de estar luchando y ganar poco a poco un terreno perdido, ahora se que si se puede, si se puede cuando se quiere.